Seleccionar página

¿Tu ciudad se te queda pequeña y estás cansado/a de depender del dinero de tus padres? ¿Necesitas aprender idiomas y abrirte paso a nuevos horizontes?  ¿Te agobia el hecho de que en España solo  puedas trabajar a tiempo parcial como comercial? Definitivamente, es el momento de que te plantees aprovechar tus períodos de descanso para salir de España y ganar algún dinerillo.

No hace falta que te recuerde cómo está la situación laboral para miles de jóvenes como tú, ni que te hable de los contratos precarios, las horas trabajadas por amor al arte y la espalda reventada cuando llega el domingo. Sólo hace falta que te enseñe que hay algo mejor, que te mereces algo nuevo y que las cosas no van a llegar por su propio pie, sino que has de ser tú quien tome las riendas de la situación. España es un país de mierda para que los jóvenes como nosotros, en proceso de formación profesional, encontremos un trabajo que satisfaga nuestras necesidades personales y nos deje algo de tiempo para estudiar.

Así que, huir de aquí en verano  para trabajar puede ser una muy buena opción. El abanico de posibilidades es amplio, especialmente en la zona europea dónde podrás tantear diferentes campos en los que no es necesaria experiencia alguna y en la mayoría de trabajos te cubrirán el alojamiento o te ayudarán a encontrar el más asequible- Véase: hostelería, trabajo en campos de atracciones o temáticos, Au Pair, monitor deportivo, etc. Y además, podrás practicar los idiomas que ya sabes (inglés, francés, alemán, etc.) y aprender otros nuevos.

Ni que decir tiene, que si eres un/a amante de los viajes (que no del turismo), es el momento perfecto para sumergirte en alguna gran ciudad, conocer pequeñas aldeas, viajar de pueblo en pueblo en largos trayectos de tren o incluso concederte alguna escapada a sitios que jamás imaginarías. Conocerás a fondo nuevas culturas, costumbres y personas que te harán crecer y librarte de algunos prejuicios y estereotipos de tu ideario.

Por último, es conveniente recalcar, que si finalmente te decides a emprender esta aventura, tu vida a partir de entonces, no será probablemente la misma nunca más y madurarás por días mientras que estés lejos de los tuyos. Cada situación será un nuevo reto que superar: cada estación de metro, cada parada de autobús, cada lista de la compra, te ayudará a valorar tu independencia y a saborear lo que cuesta empezar a ser un/a adulto/a de verdad, con todas sus consecuencias.

Pero que nada te frene, eres joven, si no te arriesgas ahora, estás condenado/a a ser cobarde toda la vida. Imagino que no quieres seguir resentido/a en tu limitada ciudad, que a estas alturas te da vergüenza pedir dinero a tus padres para salir de copas el fin de semana, que no quieres seguir vendiendo AVON, ORIFLAME, ni paseando por las zonas céntricas captando socios para alguna ONG fake. Así que, es el momento perfecto para empezar a comparar webs, a registrarte en foros y preguntarle a tu amigo/amiga que ya se ha lanzado, y empezar a planear tu trabajo en el extranjero durante el verano.