Seleccionar página

¡Bienvenid@s una vez más! Hoy os traigo un extracto de una sesión fotográfica muy especial, realizada para mis tíos y mi ya recién nacida prima. Para mi fue un reto ya que jamás había practicado la fotografía de embarazo, ni nada similar. No obstante, he quedado satisfecha con el resultado. Una mañana genial, llena de alegría, impaciencia y fotos, muchas fotos.

Además, ayer la vi por primera vez; la pusieron en mi regazo y me sentí intimidada por tanto amor y tanta pequeñez. Es una preciosa muñeca con los dedos largos, con los ojos cerrados pero grandes, con la cara más bonita que he visto en mucho tiempo. No pudo hacerme más ilusión poder por fin estar con ella, sabiendo que cuando crezca tendrá un recuerdo especial hecho por mi, con toda la emoción que estos momentos implican.

«The sweetest devotion
Hit me like an explosion
All of my life I’ve been frozen
The sweetest devotion I know…»

Espero que os gusten y me deis vuestra opinión en los comentarios (que están casi sin estrenar u.u). Que paséis muy buena semana. Nos leemos pronto.

Rurru.